sábado, 19 de febrero de 2011

3..2..1.. Despegando... ;-)

¡Dos semanas! ¡Dos semanas que pasaron igual de rapido que un pestañeo! Cuando me dí cuenta, faltaban 3 días y no tenía preparadas las maletas, estaba totalmente convencida que con la maleta de 20 kg que contraté y 10 kg de equipaje de mano tendría mas que suficiente.. "Estaba" convencida....

La ultima semana estuve despidiendome de los círculos más cercanos no me dió a tiempo a mucho mas, cada día con un grupito, realmente lo pase genial..

¿Mi casa? ¡Patas arriba! toda mi ropa repartida encima de mi cama y en la rinconera del salon, no me hubiera imaginado tanta, y de tan poca utilidad, ¿que porcentaje de ropa de toda la que tenía delante me ponia habitualmente? ¿Un 5%? .. me dí cuenta.. que de alguna manera tenía que simplificar, y no estaba pensando solo en la maleta..

Estuve unas 4 horas montando la maleta, de ropa supuse que no me haría falta mucha, en inglaterra habían tiendas .... ¡Un parentesis! BASCULA .... la maleta pasaba con creces los 20 kilos.. no me lo podía creer, por mucho que quitase, habían cosas imprescindibles, asi que sin pensarlo dos veces, fuí a preguntar en la misma ventanilla de Ryanair de la terminal del Aeropuerto de Manises, me explicaron como contratar una segunda maleta de 15 kilos, y así hice, para ser la ultima noche antes del vuelo, fué muy justo todo, pero con suerte, ¡Lo pude solucionar! Con las maletas preparadas y mi ración de nervios internos a puntito de caramelo me fuí a dormir.

Me desperté por la mañana exageradamente tranquila, como si fuera un dia normal, la casa seguía patas arriba, despues de todo, teniendo tan pocos días para organizarme mentalmente y organizar mis cosas, decidí, que iba a llamar a alguien para que cuando ya no estuviera me organizara todo, para mí lo mas importante era el nuevo capitulo que iba a empezar.

Salí de mi casa con las dos maletas, 35 kilos en total que tenía que llevar al aeropuerto, y que en mi destino tendría que llevar hasta la habitacion, donde quisiera que estuviera, llevaba un plano de la ciudad en la mochila del portatil, con la direccion donde tenía que recoger la llave anotada, que no era la misma, que la de la casa, en el ultimo momento la casera me envió un mail de que justo ese día ella no podría atenderme y que.. dejaba la llave en un comercio de confianza.. eso ponía más emoción a la Gincana que tenía que hacer cuando llegara a mi nuevo país, dejando a parte, que no tenía ni idea, de cómo de dormido tendría el ingles en mi cabeza, y si me podría comunicar sin problemas ..

Y llegué al aeropuerto de manises acompañada por mi Madre, fué muy sencillo, pasé el control de seguridad y desde dentro de la cinta de separación nos dimos un abrazo intenso, :-) ¡Cargado de energía!

En el avión seguía estando muy tranquila, pero, no fué lo mismo que al levantarme, como antes he comentado que me sentía "demasiado" tranquila, en el avión empecé a pensar que quizás esa tranquilidad era normal, quizás el nervio del día anterior era sólo por que yo pensaba que debía estar nerviosa, pero despegando en el avión, cada vez me sentía más segura y más contenta, estaba realizando lo que siempre tenía en mi mente. Ya solo por eso, aunque la experiencia acabase ahí, ¡Estaba plenamente satisfecha!

2 comentarios:

  1. Me hizo muy feliz que compartieras tanto de estos momentos conmigo ... te quiero amiga... animo con tu aventura y con tus relatos... es una idea estupenda¡¡

    ResponderEliminar
  2. gracias! espero poder colgar los siguientes este fin de semana! un besote

    ResponderEliminar