miércoles, 23 de marzo de 2011

¡Lo que ocurre entre Moquetas y Pintas!

Se me hacía muy raro andar por una casa enmoquetada por todos los rincones, no son las mismas moquetas que en España.. como las estructuras de las casas aquí suelen ser de madera, es extraño, no me sentía cómoda llevando calzado, prefería ir con "calces" gordos, o con "bailarinas" de "estar por casa".

Otra cosa que noté es que la casa era mas oscura de lo que estoy acostumbrada, y.. como aún no conocía a la persona que vivía en la otra habitacion (es un piso con 3 habitaciones) pues todavía andaba por la casa un poco a tientas, sin relajarme del todo, con los ojos bien abiertos... el baño era "diminuto" pero, como el chico inglés tenía baño en su propia habitación, supuse que solo lo compartiría con la/el compañer@ que quedaba por conocer.

Lo que sí me imaginaba exactamente igual en una casa compartida era justo lo que había en medio del pasillo, tendederos de ropa, claro, con la calefaccion se seca todo en un dia, me detuve a examinar qué habia tendido, [¡Madre mia!] Me dije.. [¿la talla 4XL existe? y... ¡la fabrican y todo!] si, ese dia estaba receptiva para descubrir y analizar todos los minidetalles que me encontrara.. tenia tiempo suficiente para descubrir las cosas poco a poco antes de....


**RING.. RING**, [¿de donde sale ese tono?]


Todavía no reconocía la melodía de mi nuevo móvil inglés, un movil de prepago que el día anterior había dado de alta en la compañía Three UK.. [puede que sean los de la compañía para promocionarme algo, o.. a lo mejor es publicidad, o.. quizá se haya equivocado alguien..]

[Pero.. ¿quien me llama a este movil si nadie lo tiene? ¿quien?]

-Hello?
-Good Moorning! Can I speak with Amparo Folgado, please?
-Si Si soy yo (noooo en ingles Amparoooo) Yes, Yes, Speaking!


Despues de 10 minutos hablando, con parones, preguntas de .. ¿por favor puede repetir? y muchos etc.. colgué... Colgué y miré bien el movil, mire mi cama, mire la casa, no me lo podía creer, uno de los CV's que entregué al azahar el día anterior llegó a algun responsable, EL DÍA SIGUIENTE TENÍA UNA PRUEBA EN UNA CAFETERIA!! Salté como una cría, a los dos saltos paré y mire por el pasillo.. [jeje nadie me ha visto]

Por la tarde estuve contándoselo a Katia (una chica que conocí en el avión y que venia para un curso de un mes alojándose en una "home-family") .. le conté lo que me pareció la ciudad el primer día, que estuve en la playa, le conté como era mi casa, y.. que tenía una prueba para una cafeteria la mañana siguiente, también a ella le pareció increible, al final quedamos en que, tanto si la prueba fuera fructífera, como si no, lo positivo era que mi entrega de Currículums no era una pérdida de tiempo, me acompañó a comprarme ropa, ya que en la cafetería tenía que ir de negro, y me faltaban pantalones.

Luego aprovechamos la tarde, andamos un poco para descubrir mas cosas de Bournemouth (a parte del centro donde estaban todas las tiendas y comercios) y llegamos al parque de Mary Shelley, allí está la tumba de la famosa escritora, y nuestro ya querido "Mary Shelley"

[ese día yo lo hubiera llamado Cafetería-Cervecería, ahora ya soy mas consciente de que los típicos Pubs ingleses son asi, Cafeterias por la mañana, Restaurantes a la hora de comer y/o cenar, Pubs para cuando te tomas una cerveza, e incluso Discotecas hasta las 2.00 de la mañana (o 3.00 lo mas tardar, sino, búscate un after)].

Llegamos a "Mary Shelley" lo que para nosotras fué la primera "Cervecería" Typical English, y nos acercamos a la barra, miles de grifos de "barriles" cruzaban toda la barra, claro, los únicos grifos que reconocía eran Heineken, y Carlsberg.. pero.. "estabamos en Reino Unido" ¿por qué pedir algo conocido? Empezamos a mirar y le pedimos al camarero de "pequitas" no medias pintas, sino 2 pintas por favor de "esto" señalando la que mejor pinta parecía tener.

Todo lo que componía ese bar me encantaba, la moqueta antigua granate con círculos, los sillones de brazo enrevesado al estilo rococó, los sofas de piel marron, las mesas cada una de una forma, de madera robusta y pesadas, el ruido de los cubiertos y los platos, el murmullo de la gente y el olor a , todo, absolutamente todo me encantaba de ese bar, en ese momento pensé en bautizar las cervezas o los cafés en Mary Shelley como "Otro rincocito de los mios".

Pocas cosas podían romper ese pequeño momento, creo que casualmente, tanto Katia como yo estabamos pensando lo mismo, llevabamos calladas un rato largo, mirando por los ventanales a la gente que pasaba rapidamente de un lado al otro, levantamos el vaso de casi un litro y le dimos un enoooorme trago esperando cervecita fresca revitalizante....

\\\ OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO /// AH!!! nos miramos asustadas!! [pero que estabamos bebiendo???]

¡¡¡¡Sidra!!!! ¡¡¡Era Sidra desventada!!!!! Esa fué la "primera" novatada que viví a causa del idioma, os aseguro una cosa, ¡que mala está la Sidra inglesa desventada!, sobre todo, cuando lo que te apetece es una ¡¡cervecita fresca!!


martes, 1 de marzo de 2011

Andando, AnDaNdô

Hacía un frio que "pelaba" y sin embargo, la calle estaba llena de gente que iba y venía, cruzaban por delante mío, entraban, salían, las calles del centro estaban todas adoquinadas, y todos los edificios, tanto comerciales como de viviendas eran los típicos ingleses con las tejas en su ultimo piso, como es común en Reino Unido, por el centro de la ciudad, pasaban jardines enormes, verdes y frondosos, que hacían que el oxígeno, aunque helado, entrase directo a los pulmones, sinceramente, hacía mucho tiempo que no tenía esa sensacion, no había dado ni 20 pasos por las calles cercanas y ya sabía que me gustaba.


Andé por las calles que me parecían principales, recordando muy bien por donde estaba yendo, y, al contrario de lo que estoy acostumbrada, llevaba un pequeño mapa en la mano, para camuflar mi sentido de la desorientacion. Mi plan me salió bien, quería probarme, quería comprobar como era yo de capaz de desenvolverme y, no busqué por internet cual era la calle comercial donde estaban las tiendas, decidí que iba a elegir a la gente que más confianza me diera para preguntarles y que me guiaran, elegí primero a una mujer policía, y luego a dos chicas que andaban por la calle, me hablaron muy rapido, pero no les hice repetir, me quedé con los "conceptos generales" .. eso hizo que mi paseo se alargara un poco mas, y así, de paso, pude conocer un poco el centro, en ese momento no sabía, las miles de veces que iba a cruzar por esa "Square". Y por fín volví a casa con almohadas, edredón, sabanas.. y.. ese día, logré dormir.


Durante la primera semana me había planificado un "periodo de reconocimiento" y relajacion, de acostumbrarme a donde estaba empezando a vivir, asi que decidí que, como la segunda semana iba a buscar trabajos mas realistas (como me consideraba un bajísimo nivel de ingles, trabajos realistas en hoteles o por que no fregando platos.. lo que hiciera falta para empezar), pues la primera, tenté a la suerte llevandolo todo por lo alto, volví a pasearme por las calles del centro, con un montón de Currículums, y entregué en cafeterias, hornos, comercios y tiendas, donde yo sabía que no habrian posibilidades, y menos para una persona que hablaba como un "indio" y que a veces tenía problemas para entender, pero, como una vez decidí, nunca hay que descartar posibilidades difíciles, sólo entregue unos cuantos y, tal como había planificado, me relajé, dejé mi carpeta en casa, y volví a salir.


Subiendo desde mi casa (underground) al nivel del suelo, me llegó un olor familiar, y un magnetismo especial, cual fué mi sorpresa cuando al girarme hacia la izquierda, ví desde la puerta del edificio, EL MAR, sabía que lo tenia cerca.. pero.. ¿tanto? solo tenía que cruzar una calle, y allí estaba, esperandome, en cuanto lo ví no pude evitar andar directa hacia el, al estar la ciudad dividida por un enorme acantilado hay que bajar un camino en zig-zag para llegar al nivel del mar, cuanto más bajaba, más aire hacía, y más frio, me encantaba esa sensacion, me senté en el primer banquito que había en una "especie" de mirador, y me quedé un buen rato escuchando el mar hipnotizada, todo el mundo que pasaba delante mío veía mi sonrisa y me la devolvía dandome los buenos dias, todavía no me había cruzado con ninguna persona hostil, estaba recibiendo lo mismo que transmitía.